Hospital de calle” para atender a jóvenes sin hogar, cultivo de embriones humanos, “enfermedades de la pobreza”: neumonía y tuberculosis, medicamentos para la fibrosis quística, transmisión del dengue y obligación de registro de la jornada laboral

15 Noviembre 2019

¡Hola!

Sanitarios del Hospital del Sagrat Cor organizan durante una semana el ‘Hospital de la calle’ para atender a jóvenes migrantes, sin hogar y sin a acceso a los centros sanitarios públicos.

Hay más de 3.800 personas sin hogar en Barcelona, un 81% más que hace diez años. De estas, un 47% no tiene tarjeta sanitaria, por lo que no pueden ser atendidas en los centros sanitarios públicos. Además, hay 3.391 menores de edad no acompañados y sin referentes familiares, según los últimos datos de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA). Para dar respuesta a sus necesidades, es la tercera vez en un año que personal sanitario del Hospital del Sagrat Cor monta una consulta en el claustro medieval de la Iglesia de Santa Anna, en el corazón de Barcelona, “para atender a la gente que vive en la calle y no tiene cobertura sanitaria”, explica el doctor Jordi Delás. Esta vez han incorporado especialistas en medicina interna, podología, dermatología, salud mental. También cuenta con atención ginecológica y urológica para tratar enfermedades de transmisión sexual.          

“Sacar las mesas a la calle y atender a la gente que lo necesita debería ser inherente a la vocación médica”, reflexiona el doctor Delás. La mayoría de voluntarios que estarán hasta el jueves en la parroquia consideran que esta iniciativa tendría que replicarse en otros lugares de la ciudad. “Como sanitarios podemos mejorar la situación de esta personas tan solo haciendo nuestro trabajo”, comenta Delás.

La bióloga española Marta Shahbazi cultiva embriones humanos fuera del útero para estudiar la etapa de gastrulación.

Marta Shahbazi (León, 1985), es una de las mejores científicas españolas de su generación. Shahbazi dirigirá su propio grupo en Cambridge a partir de febrero de 2020, en el mítico Laboratorio de Biología Molecular (sus científicos han ganado 12 premios Nobel). La principal pregunta que intentará responder es cómo una célula madre de un embrión temprano decide su destino: ser músculo, cerebro, hueso. Es decir, la etapa de la gastrulación, en la que el embrión comienza a convertirse en una estructura más compleja, 14 días después de la fecundación.  “La aplicación más clara sería la regeneración. Tenemos células madre en los laboratorios. Si alguien requiere un trasplante de páncreas, porque tiene diabetes y no está produciendo insulina, necesitamos saber cómo convertir en el laboratorio esas células madre embrionarias en las células que producen insulina, para luego tratar a los pacientes […]”, explica la investigadora.

Su equipo ya ha logrado cultivar embriones humanos fuera del útero, en una placa de laboratorio, durante 13 días. Actualmente, el consenso internacional es no cultivar más allá del día 14, aunque en países como EE UU o China no es una ley, sino una recomendación científica. “Una de las razones por las cuales, desde un punto de vista filosófico, se decidió que el día 14 era un buen límite es porque hasta ese momento un embrión se puede dividir en dos y dar lugar a gemelos. Si hay alma en ese embrión, realmente no se ha decidido si serán dos almas o una. No hay un concepto de individualidad hasta entonces. El día 14 es cuando realmente se crea el concepto del individuo”, explica. 

Su equipo ha seguido la metodología desarrollada para embriones de ratón en el laboratorio de Magdalena Zernicka-Goetz, usada también por el equipo del científico español Juan Carlos Izpisúa, que ha cultivado en China embriones de mono de 20 días fuera del útero. Según Shahbazi no hay necesidad de cambiar la ley del día 14 inmediatamente. Cuando se haga, el argumento debería ser: «Vamos a cambiar la ley porque los beneficios que vamos a obtener son mucho mayores que los potenciales perjuicios”. 

Para su investigación utilizan embriones sobrantes de las clínicas de fertilidad cuyo destino era perecer. La investigadora afirma que “en España también hay un problema muy grande de embriones sobrantes. Como hay tan poca investigación con embriones humanos, las clínicas de fertilidad no saben qué hacer con los embriones sobrantes. Sé que hay pacientes que querrían donarlos a la investigación, pero no hay proyectos a los que donarlos”.

Profesionales del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) hablan sobre la neumonía infantil con motivo del Día Mundial contra la Neumonía, celebrado el pasado 12 de noviembre.

800.000 niños mueren cada año de neumonía,  se trata todavía de la primera causa de muerte infecciosa en la edad pediátrica. Es un ejemplo paradigmático de las llamadas “enfermedades de la pobreza”: patologías concentradas en las regiones más pobres y vulnerables para las que existe un tratamiento barato y simple que, sin embargo, no alcanza a los potenciales pacientes, como señala un informe hecho público por ISGlobal, UNICEF y Save the Children. Para estas poblaciones, el acceso a un mero dispensario de salud o el coste de un antibiótico constituyen barreras insalvables. 

Entre 2000 y 2018, la comunidad internacional ha logrado reducir en un 54% (953.000 seres humanos) el número anual de víctimas de la enfermedad. Sin embargo, los logros conseguidos en otras grandes causas de mortalidad infantil, como son las diarreas (64%) o la malaria (68%), demuestran que es posible llegar más lejos, más pronto.

Las vacunas actuales han demostrado su poder para prevenir las muertes por neumonía. GAVI, la Alianza para las Vacunas, por ejemplo, es un mecanismo que permite la subvención e implementación de las vacunas más eficaces en aquellos países que no se las podrían permitir. Por eso necesitamos que el Gobierno de España y los de otros países garanticen que esta iniciativa y otras similares cuentan con los fondos que requieren para los próximos años.

El próximo mes de enero, Barcelona acogerá la conferencia Luchar por respirar. Se trata del primer foro global de neumonías en la infancia. Ahora que han pasado las elecciones, será una oportunidad para demostrar que nuestro país es capaz de trabajar por encima de sus diferencias cuando la causa merece verdaderamente la pena. 

Aumento de la tuberculosis, “el efecto secundario de la pobreza”, en Argentina.

La tuberculosis mata cada día a 5.000 personas en todo el mundo. Los casos han ido en aumento en Argentina, en paralelo con las sucesivas recesiones y la inflación. En la primera mitad de este año, la tasa de pobreza superó el 35,4%  y «la tuberculosis es el efecto secundario de la pobreza», denuncia Laura Lagrutta, neumóloga argentina. Según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud, el último año se registraron en Argentina 10.320 casos de la enfermedad por contagio o recaída. Sin embargo, la situación de Argentina es mejor que la de algunos de sus vecinos sudamericanos, entre ellos Brasil y Perú.

El aumento del número de casos ha llevado al límite de su capacidad a las plantas de los hospitales donde se trata a los enfermos. Patricia Figueroa, una trabajadora social del centro sanitario público Muñiz, explica que el centro se enfrenta a un problema de saturación. «Por esta razón, el hospital da de alta a los pacientes con bajo riesgo de contagio a fin de dar cabida a los de alto riesgo, lo cual es una práctica muy peligrosa», advierte.

Acceder a medicamentos para parar o ralentizar la fibrosis quística y relato de un joven sobre su convivencia con esta enfermedad.

El Ministerio de Sanidad ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica Vértex, que permitirá que personas afectadas por determinadas mutaciones de la fibrosis quística reciban dos fármacos que son capaces de parar o ralentizar su avance: el orkambi y el symkevi. “Junto con la Asociación Nacional de Fibrosis Quística hemos batallado hasta conseguir este hito. El mismo día que en España se conseguía llegar a este acuerdo, en Estados Unidos se aprobaba un nuevo medicamento llamado triple combo, para personas con otras mutaciones. Ahora nos toca volver a luchar juntos para conseguir que este medicamento se pueda tomar también en nuestro país”, explica Carlos Pons, director gerente de la Fundación Respiralia.

Daniel Río, de 18 años, relata cómo es su día a día y lo que supone para las personas afectadas por esta enfermedad tener acceso a estos medicamentos, en una carta que ha querido difundir a través de la Fundación Respiralia y la Asociación Balear de Fibrosis Quística para sensibilizar acerca de esta enfermedad.

Detectado en Madrid el segundo caso de transmisión sexual de dengue en el mundo.

El dengue es una enfermedad causada por un virus que habitualmente se transmite a través de la picadura de un mosquito y que es endémica en varios países de América, el sudeste asiático y África. El cuadro clínico se caracteriza por un malestar generalizado, fiebre alta, dolor de cabeza y una erupción en la cara que se extiende por el cuello, el tórax y las extremidades. El hospital Ramón y Cajal de Madrid ha diagnosticado en un hombre joven que no había viajado a zonas de riesgo el primer caso de dengue por transmisión sexual registrado en Europa. En el mundo solo ha habido otro caso de transmisión sexual, de mujer a hombre, en Corea del Sur.

Su importancia radica en que es el primer caso descrito de probable transmisión sexual en una zona sin presencia de mosquitos vectores, y el primero descrito en hombres que tienen sexo con hombres. «En cualquier caso, se trataría de una vía poco frecuente y de baja relevancia epidemiológica, por lo que el riesgo para la población derivado de este hallazgo se considera muy bajo”, explica Sanidad.

Se cumplen seis meses desde que entró en vigor la norma que obliga a fichar en el trabajo, una asignatura todavía pendiente en el sector sanitario.

Hace seis meses entró en vigor la obligación del registro de la jornada laboral, tras la aprobación del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Sin embargo, en el sector sanitario aún no se ha implantado esta medida. Esta ley afecta tanto a los residentes (MIR, EIR, BIR, FIR, PIR, QIR y RFIR) como al personal laboral de empresas y fundaciones públicas sanitarias de las distintas autonomías. 

CC OO publicó el pasado mes de julio el informe La prolongación no retribuida de la jornada laboral. Según los datos de la organización sindical, los sanitarios el año pasado realizaron más de 500.000 horas extra que nunca se les llegaron a pagar, algo que afectó a aproximadamente unos 52.000 trabajadores. Esto significa que la sanidad española se ahorró solo en 2018 cerca de 600 millones al no pagar a sus sanitarios las horas extraordinarias. El personal de sanidad y servicios sociales realizó de media unas 9,7 horas extra semanales no retribuidas.

Durante la semana, las redes sociales también destacaron otros temas de interés. Aquí hay algunos que fueron compartidos en Twitter:

¡Buen fin de semana!

Teresa González