Detección del maltrato en Atención primaria, Jornada de debate sobre la eutanasia: apoyo del colectivo médico, manifestaciones de la `marea blanca´en Andalucía, declaraciones sobre la sanidad del defensor del Pueblo catalán y tratamientos para el tumor de mama HER2+

13 Diciembre 2019

¡Hola!

Medidas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para la detección del maltrato: formación para la actuación en Atención primaria.

Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha creado una campaña informativa. Según un estudio publicado por la Delegación del Gobierno, las mujeres víctimas de maltrato tardan una media de ocho años y ocho meses en verbalizar su situación, ya sea a través de los recursos socio-sanitarios o bien, interponiendo una denuncia. Los médicos de Atención Primaria son clave para su detección, y la formación de los profesionales de la Consejería de Sanidad en materia de violencia de género está contemplada en los planes anuales de formación continuada. 

Como apoyo para esta labor asistencial, los profesionales cuentan con el documento La violencia de pareja hacia las mujeres: Guía de Actuación en Atención Primaria. Equipos y Unidades de Apoyo”, que aporta información y herramientas para cuestiones relativas a: indicadores de sospecha de violencia de género, intervención con las víctimas, aspectos legales, el papel del profesional en la notificación de la sospecha, información sobre los recursos socio-sanitarios específicos disponibles, criterios de derivación en el marco de los servicios sanitarios y activación de otros recursos. 

La ministra de Sanidad en funciones ha inaugurado este miércoles la Jornada de debate sobre la eutanasia, organizada por el Colegio de Médicos de Madrid.

María Luisa Carcedo ha defendido con un sí rotundo la necesidad de regular la eutanasia. Aboga por “una ley que reconozca un nuevo derecho subjetivo: el derecho de los pacientes a poner fin a una situación de gran sufrimiento”. Ha recordado que se trata de “un derecho y no una obligación”. Según ha explicado, se trata de “una decisión personal, consciente, informada, meditada, mantenida en el tiempo y libre de cualquier presión, ya sea económica, social y familiar”. Además, ha indicado que la Constitución Española protege el derecho fundamental a la vida en su artículo 15, “pero no a cualquier precio, no lo protege a costa de la dignidad de las personas que recoge el artículo 10”.

La titular sanitaria ha avanzado que la futura ley de eutanasia deberá regular el ejercicio de este derecho como una prestación dentro del Sistema Nacional de Salud y para ello “es imprescindible el compromiso y el apoyo de los profesionales que forman parte del SNS”. En este sentido, se ha congratulado de ver “el cada vez más creciente apoyo a esta regulación dentro de la profesión médica”.

Una encuesta realizada a aproximadamente al 25% de la profesión médica, en cuatro colegios, revela un apoyo mayoritario a que se regule la eutanasia.

Dentro de la Jornada de debate sobre la eutanasia, el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha presentado el resultado de la primera encuesta en la comunidad para saber la posición de los colegiados sobre la eutanasia, que está en el acuerdo preliminar de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. Casi el 70% de los colegiados muestra su apoyo “con toda seguridad”, mientras que algo más del 17% “cree que sí”.

Los médicos no creen que su posición sea más importante que la de otros colectivos: para el 83% es un debate que afecta a toda la sociedad, mientras que un 65% que se posiciona a favor de que sean los facultativos los que apliquen la eutanasia, y no cualquier sanitario. En caso de aprobarse una ley que la permitiera, el 37% solicitaría la objeción de conciencia. Además, nueve de cada 10 están a favor de que se pueda solicitar la exención de practicarla por motivos morales o religiosos.

El presidente del ICOMEM ha explicado que este resultado no supone un posicionamiento oficial del colegio, pero sí es una muestra estadística representativa para mostrar lo que piensa el sector. El de Madrid es el cuarto colegio profesional que publica una encuesta similar. Los resultados son casi calcados a los que arrojaron las que se hicieron en Tarragona, Las Palmas y Bizkaia, de donde parte la iniciativa, que se extenderá a otras provincias. La suma de los colegiados de las cuatro corporaciones supone el 25% de los médicos de toda España, 

Las mareas blancas anuncian manifestaciones en las ocho provincias contra la Junta de Andalucía por la falta de profesionales y las listas de espera.

El deterioro de la sanidad andaluza se ha agudizado: la temporalidad afecta ya al 46% de la plantilla, las bajas de profesionales no se cubren por sistema y desde octubre Salud ha vetado los nuevos contratos para cumplir con el presupuesto. 

El sindicato mayoritario Satse cifra la carencia de enfermeros en 35.000 para igualar la tasa europea y el éxodo de médicos —con los peores sueldos del país— a otras regiones y al extranjero es un hecho: de los 919 facultativos que finalizaron este año su formación como residentes, solo 341 (un 37%) aceptaron contratos semestrales para quedarse. Andalucía necesita con urgencia 1.800 facultativos, reconoce la Junta. Faltan anestesistas, pediatras, urólogos y médicos de familia. 

La inversión en sanidad de la Junta se mantiene a la cola del país pese al aumento del presupuesto. Cada vez más expertos, sindicatos y médicos alertan de que las costuras del sistema saltarán en breve si no hay un giro de timón. «Hay que aumentar la inversión, pero no solo gastar más, sino gastar mejor», avanza Jaime Espín, economista y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, que destaca como medida prioritaria y fácil de ejecutar la mejora de los procedimientos para la compra de biosimilares. 

En paralelo, los seguros de salud privados han aumentado desde los 1,2 millones en 2013 hasta 1,4 millones en 2017, que costaron 1.048 millones de euros a los andaluces en 2017, según datos de la patronal de la sanidad privada. Frente a los 47 hospitales públicos, en la comunidad hay 64 privados, aunque representan el 27% de las camas hospitalarias, según datos del Ministerio de Sanidad.

Polémica tras una declaración del Síndic de Greuges al atribuir las listas de espera en la sanidad que gestiona la Generalitat a los pacientes provenientes de otras comunidades.

El defensor del Pueblo catalán aseguró que el déficit sanitario se debe al “sobrecoste” de los pacientes que llegan de otras comunidades autónomas, aunque las carencias del sector apuntan en otra dirección. Por ejemplo, los tijeretazos ejecutados por el Gobierno de Artur Mas o la parálisis del Govern, inmerso en la gestión del procés, y un escenario de prórroga presupuestaria sobre la mesa por segundo año consecutivo. Cataluña es, solo por delante de Madrid, la comunidad que dedica menos porcentaje sobre el PIB a Sanidad. 

La situación laboral de los profesionales también ha tensionado el sector. “No encuentran médicos porque se los han cargado con ofertas salariales precarias”, valora Toni Barbará, médico y portavoz de la Marea Blanca de Catalunya. Josep Maria Puig, de Metges de Catalunya, añade: “La gente se siente maltratada y se va a Aragón, a Valencia, a Francia… Formamos médicos pero no los retenemos”, apostilla. Desde Salud señalan que hay otros factores que influyen, como la imposibilidad de hacer contratos a médicos extracomunitarios. 

Puig afirma que donde pasan factura los males de los que adolece el sistema sanitario es en los procedimientos más leves. “En las patologías graves, la respuesta es rápida y muy buena. Otra cosa es si nos vamos a la medicina de mejorar vidas, no de salvarlas. En esas intervenciones menores, que pueden amargar la vida a la gente, estamos mal. Ahí la excelencia brilla por su ausencia”, lamenta el facultativo. La lista de espera para operarse unas varices en un centro de Lleida, por ejemplo, asciende a 390 días.

Dos estudios con participación española revelan nuevos tratamientos para el tumor de mama HER2+, uno de los más agresivos.

Dos estudios del Instituto de Oncología del Hospital Vall d’Hebrón, de Barcelona, presentados este miércoles en el  San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS), y publicados en The New England Journal of Medicine, revelan dos tratamientos que avanzan en la cronificación del cáncer de mama HER2+. Este tipo de tumor afecta a entre el 12 y el 15% de las mujeres con cáncer de mama.

El primero de estos ensayos internacionales ha analizado en 600 pacientes con este tipo de cáncer y metástasis la eficacia de una triple combinación de fármacos (tucatinib con trastuzumab y capecitabina). El estudio ha demostrado que añadir tucatinib -un inhibidor de la tirosina quinasa específico para este tumor aún en investigación- reduce un 50% el riesgo de que la enfermedad progrese o de fallecimiento. La novedad del trabajo radica en que se incluye no solo a pacientes con metástasis cerebrales tratadas y estables si no también a aquellas con metástasis en progresión, un grupo que suelen quedarse fuera de las investigaciones. 

El segundo de los estudios es el ensayo llamado Destiny-Breast001. Este trabajo también ha presentando resultados de un nuevo fármaco para cáncer de mama HER2+ en mujeres que han recibido ya muchos tratamientos. Cristina Saura, jefe de la Unidad de Mama del Servicio de Oncología del Vall d’Hebrón reconoce que los resultados han superado sus expectativas. El anticuerpo monoclonal dirigido utilizado -llamado trastuzumab deruxtecan- consigue que más del 60% de las pacientes respondan al tratamiento y la duración de ese tiempo de respuesta sea de 16 meses. “Es un hito porque las pacientes con HER2+ terminan por no responder a las terapias, así que contar con un tratamiento eficaz cuando la enfermedad es resistente y que controle el cáncer más de un año es importante”, explica Saura.

Durante la semana, las redes sociales también destacaron otros temas de interés. Aquí hay algunos que fueron compartidos en Twitter:

¡Buen fin de semana!

Teresa González