Calidad en el sistema asistencial, Archivo Europeo de Genomas y Fenomas, lucha contra la metástasis cerebral, inversión en sanidad privada en Madrid, pediatras sin relevo generacional y prevención de adicciones en jóvenes

20 Diciembre 2019

¡Hola!

Expertos se reúnen para hablar sobre la calidad asistencial: las organizaciones sanitarias precisan de acreditaciones que midan su eficacia a través de indicadores objetivos.

Se comentaron aspectos implicados la “Calidad en Sanidad” y, entre otros, se resaltó que “medir” también sirve para reconocer el trabajo bien hecho: “Un reconocimiento del tipo que sea en materia de calidad asistencial supone un revulsivo para el centro, un estímulo para los profesionales sanitarios, genera confianza en los pacientes y resulta útil para todas las partes interesadas”, comentó Marta Villanueva, directora general de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que promueve la acreditación QH (Quality Healthcare), otorgada ya a 129 centros asistenciales públicos y privados.

La calidad también tiene un componente emocional. Domingo del Cacho, director gerente del Hospital Universitario Severo Ochoa de Madrid, explicó que “recibimos más reclamaciones ahora que antaño y la demanda de calidad en la asistencia que tenemos hoy es tremenda. Eso es así, pero confiamos en que el fenómeno de la digitalización revertirá la tendencia”. Habrá muchos procesos que se podrán confiar a la tecnología, lo que podrá beneficiar al profesional sanitario, que centrará sus esfuerzos en el paciente. 

También se hizo referencia a la corresponsabilidad necesaria del paciente. Para María Gálvez, directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), “Cada vez hay más demanda de información para este nuevo papel que deben asumir las personas enfermas. Por ello, se exige, cuando se tienen las herramientas adecuadas, transparencia de datos y cómo gestionar su salud”. El “empoderamiento” de los pacientes ha de ser consecuente y para ello “hay que darles lo que necesitan, no que lo busquen sin saber en ‘‘doctor Google’’, tenemos que poder ofrecerles dónde informarse y cómo”, subrayó el representante de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa). 

A modo de conclusión, Villanueva expresó que “la calidad tiene que quedar fuera del coloquio ideológico y todo lo que se progrese en este área sea aceptable y en beneficio de todos los que participan en los procesos sanitario”.

El investigador Arcadi Navarro dirige desde Barcelona el gran banco de datos genómicos europeo que compite con los de EEUU y Japón por liderar la búsqueda de tratamientos y diagnósticos.

El Archivo Europeo de Genomas y Fenomas (EGA) se gestó hace una década para albergar la información genética de personas que participan en estudios clínicos internacionales. Los datos, encriptados, se almacenan físicamente en el superordenador Mare Nostrum del Centro Nacional de Supercomputación, en Barcelona. El profesor e investigador ICREA Arcadi Navarro codirige este archivo, gestionado desde el Centro de Regulación Genómica (CRG), en Barcelona, y el Instituto Europeo de Bioinformática de Cambridge (Reino Unido). 

El científico habla en una entrevista sobre el potencial de este archivo: “la cifra más importante es que cada año se publican miles de artículos científicos que han utilizado datos del EGA. En 2018, hubo 18.000 que citaban al archivo, así que hay descubrimientos que no hubieran sido posibles si no fuera porque alguien asumió la responsabilidad de custodiar y distribuir los datos con seguridad”. 

Por ejemplo, ha destacado que facilita los metanálisis, agrupar varios estudios sobre una enfermedad para alcanzar nuevas conclusiones. También suma casos dispersos de enfermedades raras, lo que ayuda en su investigación. Y ofrece resultados inesperados: al vincular datos de enfermedades que aparecen en los primeros años de vida con otras de desarrollo tardío demostramos que comparten arquitectura genética. Por ejemplo, tener bajo riesgo de glioma (cierto tipo de tumor cerebral) puede suponer más riesgo de infartos”.

Otro de los aspectos comentados ha sido el del futuro de las pruebas genómicas: “Serán una prueba rutinaria, como las radiografías. Y ya lo son en muchos diagnósticos y tratamientos”. Sin embargo, el científico afirma que para extender estos procedimientos “Hará falta más formación y recursos, pero sobre todo ponérselo muy fácil a los médicos. El SNS tiene un nivel de presión y exigencia muy alto, sobre todo tras la crisis. Cuando tu misión es atender a un paciente, serle útil, el resto te parece una nimiedad. Aunque entiendas que guardar datos permitirán diagnosticar mejor en un año, el día a día te puede”.

El equipo de Manuel Valiente impulsa la búsqueda de tratamientos para pacientes con metástasis cerebral, hasta ahora considerada “una sentencia de muerte”.

El investigador Manuel Valiente acaba de recibir una prestigiosa beca del Consejo Europeo de Investigación (ERC) para intentar que el cáncer no pueda entrar en el cerebro y causar metástasis, algo que en la actualidad le pasa hasta al 30% de personas. “Hasta se excluye a estos pacientes de muchos ensayos clínicos porque tienen peor pronóstico y más riesgo de que el tratamiento falle. Debido a esto ni siquiera sabemos si los medicamentos contra el cáncer que han llegado al mercado en los últimos 20 años funcionan contra la metástasis cerebral”, señala el investigador.

Uno de sus resultados más prometedores se debe al uso de una nueva plataforma para redescubrir fármacos. “Lo que hemos hecho es crear un sistema para testar moléculas ya aprobadas en muestras de pacientes con metástasis en el encéfalo. Hemos encontrado una y hemos visto que funciona muy bien en ratones. Aún tenemos que publicar estos resultados, así que no puedo decirte qué molécula es, pero el mensaje es que la metástasis cerebral puede combatirse con fármacos que ya están ahí. La sentencia de muerte no es tal”, añade.

Hace un tiempo el equipo de Valiente en el CNIO descubrió una forma de desbaratar el proceso molecular que permite que las células tumorales se asienten en el cerebro. En ese proceso está involucrada la proteína STAT3, cuya producción es clave para desactivar parte de los astrocitos, células cerebrales encargadas de proteger el órgano en caso de invasión. “Cuando pensamos en las células del cerebro siempre nos centramos en las neuronas, pero los astrocitos son la célula más abundante en el cerebro y su estudio ha hecho que caiga la visión neurocéntrica que ha dominado hasta ahora, porque se ha visto que son los astrocitos y no las neuronas los que pueden tener un papel clave en muchas patologías cerebrales”, resalta el investigador.

Un informe de UGT alerta de que el crecimiento de la inversión en sanidad privada de la Comunidad de Madrid triplica al de la pública.

Un informe de UGT sobre la atención especializada en la sanidad pública madrileña durante la última legislatura analiza decenas de indicadores que corroboran el trasvase de dinero público a la gestión privada en Madrid. En los últimos cuatro años, el porcentaje de inversión en esta última multiplica por tres el de la pública: «Los hospitales privados integrados en la Red Única de Utilización Pública han pasado de 621.406.769 euros en 2015 a 742.086.923 euros en 2019, lo que supone un 19,4%. Mientras que los hospitales de gestión directa han pasado de 2.884.087.247 euros en 2015 a 3.068.372.254 en 2019, en total se ha incrementado en 184.285.007 euros, un 6,4%».

En su informe, UGT destaca el aumento del patrimonio privado —en la última legislatura se ha perdido un hospital público, mientras que se han incrementado en cuatro los privados—, o la evolución del número de camas, una cuestión a la que la Consejería no ha respondido. Los hospitales de provisión privada han incrementado en 92 el número de camas instaladas (la dotación fija del centro) y en 189 el de funcionantes (las que están realmente en uso), mientras que los de provisión pública han perdido 878 instaladas y 518 funcionantes.

El análisis de UGT afirma que desde 2016 al 30 de septiembre de 2019 el número de pacientes en lista de espera quirúrgica estructural (la que se debe a la organización y recursos disponibles) se ha incrementado en 25.193 pacientes, un 66,5%. José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del PSOE, alega que esas listas son «globales y groseras»: «¿Hay que bajar el número de pacientes, sí. También saber cuánto espera quien espera y para qué. Porque no es lo mismo la operación de un juanete que un tumor, y estas listas son opacas, poco transparentes».

Cada vez haya menos pediatras dispuestos a ir a la atención primaria, y a ello ha de sumarse el periodo de jubilaciones que se avecina en toda España.

En Madrid hay 930 pediatras y para 2023, 193 dejarán de estar en activo sin previsión de recambio. “Aunque mejorarán los datos de universitarios que quieran esta especialidad no significa que acaben en Primaria, muchos prefieren hospitales, hacer guardias, irse a la privada o a otros países de Europa”, cuenta una pediatra con casi tres décadas de carrera profesional.  Guillermo Martín, el presidente de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), asegura que llevan diez años avisando de “la falta cada vez más agudizada de personal y de recursos”.

Los turnos, en especial de 14.00 a 21.00, son uno de los principales motivos por los que muchos médicos no acaban en AP. “¿Cómo van a querer trabajar todos y cada uno de los días de dos de la tarde a nueve de la noche, si los van a poner lejos de donde viven, si saben que les va a tocar pasar consulta doble si un compañero falta, si además eso no está bien pagado?”, se pregunta Martín. En España, el 42% de las plazas son de mañana y el 45% deslizantes (turnos que cambian dependiendo de las necesidades del centro y que se realizan de manera voluntaria) y, en cuanto al porcentaje de horario exclusivamente de tarde, Madrid es la que más horarios de este tipo tiene, un 35% de las plazas.

Martín también apunta al tiempo disponible para dedicar a cada paciente que la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad, en 2016, estableció como objetivo una media de 14,40 minutos. La agenda de Martín, con embargo, tiene marcado un paciente cada siete minutos. “A eso se le puede sumar los que vienen sin cita, o los que tienes que ver cuando falta tu compañero…”.

La práctica de que sean otros profesionales y no los pediatras quienes atienden a los niños en su centro de salud tampoco es un hecho aislado y destacaron Madrid como la tercera región con menos especialistas y la que tiene más problemas para cubrir sus plazas. «Es que cubrirlas, además, no sale rentable. La adenda supone una miseria», apunta Martín. La adenda es lo que se cobra por los turnos de trabajo que se reparten entre los pediatras disponibles cuando falta un compañero. “Lo peor es que no se valora, no se valoran los doblajes, ni el esfuerzo ni el trabajo”.

El Hospital Gregorio Marañón albergará el Centro de Prevención e Investigación en Ludopatías y Adicciones Tecnológicas.

“Queremos prevenir e investigar comportamientos compulsivos y adictivos en relación con temas que nos preocupan, y mucho, como la adicción al juego, a las redes sociales, a los videojuegos, la pornoadicción, las drogas o el alcohol”, ha afirmado la presidenta de la Comunidad de Madrid. Paralelamente, se va a poner en marcha el Observatorio de Adicciones comportamentales a Nuevas Tecnologías y Ludopatía. 

El pasado mes de mayo la Comunidad de Madrid aprobó un Decreto  que actualizó la regulación de la actividad del juego, reforzando las medidas de protección de los menores. Así, se fijó una distancia mínima de 100 metros entre los locales de apuestas respecto a los centros educativos de enseñanza no universitaria. Recientemente también se ha acordado suspender la concesión de nuevas licencias para la apertura de casas de apuestas en la región. 

En la Comunidad de Madrid se contabilizan 678 establecimientos de juego, con un crecimiento paulatino durante el último lustro en toda la región. Además, un 5,8% de estudiantes de enseñanza Secundaria juegan dinero en línea y un 13,73% hacen apuestas presenciales, existiendo una importante correlación con la mayor prevalencia de consumo de tabaco, alcohol y sustancias ilegales.

Durante la semana, las redes sociales también destacaron otros temas de interés. Aquí hay algunos que fueron compartidos en Twitter:

¡Buen fin de semana!

Teresa González